ONVIO le brinda al Contador Púbico un entorno único e integrado que: 

  • Reduce el tiempo de gestión
  • Automatiza el acceso a la información
  • Centraliza y ordena el intercambio de datos con los clientes
  • Está siempre actualizado
  • Brinda una solución de gestión para sus clientes PyME 

El resultado: más productividad profesional y más cercanía con el cliente. 

Las ISOS serán protagonistas, este 2019, en muchos departamentos de las principales empresas ya que los sistemas de gestión basados en estándares internaciones para el Medio Ambiente ISO 14001 o la Calidad, ISO 9001, vivirán este año su adaptación a la revisión publicada en 2015. Esto implica que, el próximo mes de septiembre, llegará el fin de la validez para los sistemas certificados con la versión anterior de estas dos normas y que, por tanto, las empresas que no hayan adaptado sus procedimientos y se hayan vuelto a auditar perderán sus certificaciones.

Básicamente, las nuevas versiones de estas dos normas introducen elementos que antes no existían, alteran su estructura -que a partir de ahora será común en todas las normas ISO de Sistemas de Gestión-, y cambia determinados procedimientos. Este es el caso, por ejemplo, de la ISO 9001:2015 que ahora ya no exige la existencia del manual de calidad, como si lo hacía anteriormente, sino documentar el alcance del sistema de gestión.

El Galaxy J6+ cuenta con una pantalla Infinity Display de 6 pulgadas y se destaca por su cámara doble de 13 y 5 megapixeles. Con sonido Dolby Atmons y una batería de 3300 mAh, el celular dispone de un procesador Qualcomm Snapdragon 425 a 1,4 GHz, 3 GB de memoria RAM y 32 GB de capacidad de almacenamiento, ampliables mediante una tarjeta microSD. El equipo ofrece el desbloqueo mediante reconocimiento facial de la cámara frontal y utiliza un sensor de huellas dactilares ubicado en la parte lateral del smartphone. Disponible en gris, negro y rojo, el Galaxy J6+ de Samsung tendrá un precio de 12.199 pesos.

Rusia está planeando desconectarse brevemente de internet como parte de sus preparaciones para enfrentar una posible guerra cibernética. Dicho ejercicio está previsto a realizarse antes del 1 de abril, aunque todavía no se ha establecido una fecha exacta.

La prueba hará que toda la información intercambiada por ciudadanos y organizaciones rusas a través de redes informáticas se quede dentro del país y no sea «enrutada» internacionalmente.

La informática avanza de forma frenética, así que ese PC que te armaste hace unos años probablemente se haya visto afectado: los ordenadores de sobremesa de hoy en día son mucho más potentes que los de hace 5 años, por ejemplo, pero atento, porque no está todo perdido. Ni mucho menos.

Les compartimos este artículo de Xataca sobre las mejores opciones para invertir si querés «revivir» tu PC y adaptarlo a los nuevos tiempos. La inversión no tiene por qué ser grande, y el impacto de estos componentes (y de algún que otro consejo extra) puede marcar un nuevo punto de inflexión en tu experiencia con tu ordenador de sobremesa.

1. La memoria RAM como alimento de la multitarea

La memoria RAM es probablemente uno de los componentes a los que no prestamos demasiada atención a la hora de comprar un PC o construirlo desde cero, pero su relevancia es realmente destacable, y de hecho estar bien servidos en este apartado es más importante que nunca.

La razón no es otra que esa multitarea que permite que tengamos abiertas numerosas aplicaciones al mismo tiempo sin que ello afecte a la fluidez del sistema.

Para lograr esa fluidez uno de los ingredientes fundamentales es esa memoria RAM, un recurso que todos los procesos se reparten pero que puede agotarse rápidamente. Entre los culpables están los navegadores web como Chrome o Firefox, que necesitan cantidades ingentes de memoria ante unos sitios web cada vez más exigentes en este recurso.En términos generales contar con 16 GB de memoria RAM suele dar margen de maniobra suficiente para prácticamente cualquier usuario

Es por ello que la memoria RAM es un elemento clave a la hora de tratar de darle nueva vida a nuestro PC, y aquí se hace más cierto que nunca aquello del «cuanto más mejor«.

Ddr4 2

La tecnología Dual-Channel permite que al combinar dos módulos de memoria podamos alcanzar transferencias mucho más elevadas, pero es necesario utilizar las ranuras de memoria adecuadas, que normalmente van pareadas y alternas, como se ve en la imagen.

Así pues, ampliar la memoria RAM es una de las actualizaciones obligadas si estamos pensando en este tipo de mejoras. Aquí dependemos de la que tuviéramos instalada y de la placa base utilizada: puede que tengamos slots de memoria libre para ampliarla, pero si no es así lo mejor es desahacerse de la memoria que tuviéramos para ocupar esos slots con módulos de mayor capacidad.

¿Qué cantidad es la ideal? No hay una cifra exacta, y aquí como decimos la inversión que podamos hacer siempre será bienvenida. En términos generales contar con 16 GB de memoria RAM suele dar margen de maniobra suficiente para prácticamente cualquier usuario, pero en ámbitos más exigentes un usuario especialmente intensivo agradecerá 32 GB de memoria.

La velocidad a la que funcionan los módulos no es un parámetro tan crucial para el usuario «de a pie»: solo los gamers más exigentes se verán beneficiados

Habrá que tener cuidado con el tipo de memoria, claro: a estas alturas asumimos que se tratará de memoria DDR4, pero debes asegurarte de que la que tienes es esta y no DDR3, en cuyo caso tendrás que tener cuidado de elegir los módulos de este tipo.

Ddr4 1

Los llamativos módulos de memoria RAM para gamers suelen ser más veloces y caros y tener detalles extra como la iluminación RGB, pero al usuario final no les ayudan demasiado esas opciones.

Lo que no es tan relevante es la frecuencia a la que trabajan estos módulos: los módulos más caros son también los que trabajan a mayor frecuencia y permiten lograr tasas de transferencia más altas, pero el impacto real es casi inapreciable para el usuario general: solo los gamers más exigentes se verán beneficiados y lograrán rascar algún que otro fotograma más por segundo con módulos de memoria más rápidos.

Así pues, la conclusión es clara: tener más memoria RAM (16 GB es ya una cantidad muy decente) nos permitirá contar con suficiente margen de maniobra para casi todo tipo de ámbitos. No es la única mejora importante que podemos hacer en nuestro PC, como veremos a continuación.

2. Las unidades SSD obran milagros

Otro de los elementos clave para darle un verdadero empujón a tu experiencia de usuario con el PC es el del almacenamiento. Si tu equipo va más lento de lo que debería es probable que tengas algo sobre cargado el sistema operativo, y también que comprases el ordenador con un disco duro tradicional.

Hdd Ssd

Hay una solución muy fácil en este apartado, y es el de comprar una unidad de estado sólido o SSD, que en lugar de funcionar como los discos duros, con componentes mecánicos, hace uso de una combinación de rapidísimos módulos NAND Flash que ofrecen tasas de transferencia mucho más altas.

De hecho lo normal en un buen disco duro es lograr tasas de 100-120 MB/s en lectura secuencial: cualquier unidad SSD con conexión SATA (la misma que usan los discos duros en los últimos años) llega sin problemas a los 500 MB/s.Las unidades SSD más económicas permiten multiplicar por cinco la velocidad de los discos duros tradicionales: el impacto en nuestro día a día es enorme, y son la compra obligada si pensamos en renovar equipo y no teníamos una.

Es posible lograr mayores velocidades si podemos usar una unidad SSD en formato M.2 NVMe (llegan a los 3.000 MB/s), pero para ello necesitaremos una placa base compatible y es probable que si nuestro equipo es relativamente antiguo no la tengamos disponible.

Cap 019

Las unidades SSD en formato M.2 NVMe son un prodigio en cuanto a transferencia de datos, pero necesitaremos una placa base compatible, algo difícil en PCs antiguos.

Así pues, lo más fácil es optar por alguna unidad SSD que dé esa «alegría» a nuestro equipo. No solo eso: es importante instalar de cero el sistema operativo en esa unidad para que todas las operaciones aprovechen esas tasas de transferencia tan notables. Siempre podremos seguir usando nuestro disco duro para almacenar otros datos (los juegos, por ejemplo, ocupan mucho espacio y no se benefician tanto de estar en un SSD como puede estarlo un sistema operativo).

E

Aunque hablamos de PCs de sobremesa, es posible también realizar esa ampliación (o sustitución) de la unidad de almacenamiento en todo tipo de portátiles. Incluso los antiguos usan discos duros de 2,5 pulgadas con interfaz SATA, así que siempre podremos sustituirlos por una unidad SSD con ese mismo formato para instalar en ellos de nuevo el sistema operativo y comenzar esa nueva vida con nuestro renovado equipo sin problemas.

Caja

Esta pequeña caja contiene en su interior la circuitería para insertar la unidad SATA y que en el exterior tengamos los conectores necesarios para poder enlazarlo al PC mediante USB.

Siempre podremos acceder a los datos del disco antiguo conectándolo al PC directamente con otro cable SATA. En el caso del portátil puede que no tengamos espacio para tener los dos, pero si es así podremos usar por ejemplo un adaptador o una caja que permite convertir ese disco duro interno en uno externo con conexión USB.

3. Si quieres jugar necesitas una GPU decente

Uno de los argumentos más claros para ampliar el PC y actualizarlo es el de poder jugar a videojuegos con una buena experiencia de usuario. Aquí los dos componentes mencionados ayudan, pero en realidad lo más importante es contar con una buena tarjeta gráfica, una GPU dedicada.

Radeon

Las tarjetas gráficas más potentes pueden ser realmente caras, pero si no somos demasiado exigentes en este ámbito y nos basta con jugar en resolución 1080p con una buena tasa de fotogramas por segundo podemos aprovechar tarjetas gráficas dedicadas más modestas pero igualmente interesantes.

Aquí las opciones dependen desde luego del presupuesto, pero una AMD Radeon RX 570 (unos 150 euros) o una GTX 1050 Ti (aproximadamente 170 euros) pueden ofrecer unas prestaciones notables para esas sesiones de juego.Si queremos jugar, necesitaremos una gráfica dedicada, pero incluso modelos modestos como la RX 570 de AMD o la GTX 1050 Ti de NVIDIA pueden suplir nuestras necesidades.

Los fabricantes ofrecen un amplio catálogo de soluciones, pero este es un segmento peligroso porque las cosas se pueden poner caras rápidamente. Los beneficios son evidentes si invertimos más dinero -más fotogramas por segundo o más nivel de detalle manteniendo buenas tasas- esa inversión no tiene demasiado sentido si esa mayor tasa de fotogramas no es aprovechada. Y no lo será del todo si no contamos con un buen monitor.

4. Monitor (y ya puestos, teclado y ratón)

Puede que actualizar los componentes del PC sea lo más necesario desde el punto de vista de las «tripas» de nuestro equipo, pero para experimentar esas mejoras también es recomendable invertir en los periféricos que le dan realmente vida a esa experiencia de usuario.

Acer1

Es ahí donde entra el juego el monitor. Si no vamos a jugar demasiado hay dos factores que apreciaremos desde el primer momento: mayor diagonal de pantalla y mayor resolución. Hoy en día tener una pantalla de 24 pulgadas con resolución 1080p está al alcance de cualquiera, pero podemos dar el salto a monitores de 27 pulgadas con resolución 1440p, claramente más caros pero que nos permitirán dar un salto en productividad (y disfrute) enorme: podremos ver más cosas en pantalla con una definición fantástica.

Si somos gamers o queremos serlo deberíamos apostar por un monitor 1080p con soporte para tasas de refresco de 144 Hz. Es difícil que con bajos presupuestos logremos aprovechar esas tasas, pero estos monitores cuentan con tecnologías de AMD o NVIDIA que permiten ajustar la frecuencia de refresco del monitor a la que ofrece la tarjeta gráfica al renderizar cada fotograma del juego.Las mejoras internas son importantes, pero un cambio a un monitor más grande o con más resolución y a un teclado o ratón más cómodos y con mejores prestaciones pueden hacer que disfrutemos mucho más del ocio y hasta de sesiones de trabajo con nuestro nuevo equipo.

El resultado final es que tanto si nuestro juego corre a 30 FPS como si lo hace a 90, 100 o 144 fotogramas por segundo, nuestro monitor se ajustará dinámicamente a esa tasa y además de corregir conflictos visuales nos permitirá disfrutar de una experiencia mucho más fluida y que realmente aproveche la potencia de la gráfica que hemos adquirido.

El ratón y el teclado son los otros dos elementos a los que quizás deberíamos prestar atención en nuestra inversión. Son junto al monitor los periféricos que realmente nos condicionan en nuestro día a día con el ordenador, así que comprar un buen teclado y un buen ratón (sobre todo para jugar) puede marcar un punto de inflexión en esa forma de revivir a nuestro PC.

Bola extra: aprovechando para limpiar el PC

Y si vamos a ampliar el PC quizás deberíamos aprovechar para darle un repaso a su limpieza y refrigeración interior. Ya que lo abrimos para introducir nuevos componentes podemos aprovechar para seguir algunos consejos básicos de limpieza.

Cap 020

¿Para qué limpiar el PC por dentro? Pues para evitar que el polvo que se va acumulando acabe depositándose en los componentes de nuestro PC y eso provoque riesgo de sobrecalentamiento de algunos componentes.

Esto es especialmente importante en los ventiladores del equipo en los que se va acumulando suciedad. Podemos pasar un cepillo de dientes o una brocha de afeitar por esos ventiladores para limpiar todo ese polvo y pelusas que pueden estar acumulándose en ellos.

Un repaso a la limpieza del equipo permitirá evitar problemas de ventilación y refrigeración, pero también minimizará potenciales ruidos causados por el funcionamiento de nuestro PC.

Eso permitirá no solo que puedan girar a su velocidad normal y que por tanto el flujo de ventilación sea el adecuado, sino que además evitemos la posible generación de ruido excesivo en el equipo por unos ventiladores que tenían que funcionar más rápido para hacer el mismo trabajo que hacían antes.

Hay desde luego más posibilidades en estas tareas de ampliación, pero por ejemplo no es buena idea plantearse el cambio de procesador: eso normalmente implica el cambio de placa base (e incluso de ventilador), pero el impacto en nuestro día a día puede no ser tan clave según las tareas a las que nos enfrentemos.

Si queremos ser comedidos en nuestra inversión esos apartados mencionados deberían ser los que tendrían prioridad en un proceso que os aseguramos que puede darle una nueva vida a vuestro PC.

Hace unas décadas no podríamos habernos imaginado el futuro de la contabilidad. Por ejemplo, los libros pasados a mano fueron reemplazados por la forma digital de registro de la información contable.

Escribir de forma clara la historia financiera y contable de las empresas dejó de ser una actividad repetitiva en varios sentidos. No es más necesario mantener pilas de documentos que se archivan. No es necesario llamar a un mensajero para entregar documentación o para recoger facturas en los clientes.

Pero hoy en día, las herramientas como ONVIO reducen mucho más el impacto de las rutinas repetitivas y que se presentan como poco productivas. Una de estas tareas está relacionada con la atención al cliente. ¡Ya podés prescindir del mensajero para el intercambio de documentos!

En el mundo digital, el futuro de la contabilidad tiene más algoritmos y menos papeles.

De esa forma, ONVIO simplifica muchos de los desafíos del servicio de la atención a tus clientes.

Comunicación, internet e innovación

La historia de Internet y de la comunicación se confunden en un determinado momento, cuando la computadora pasa a utilizarse como un medio de intercambio de información. Sí, los mensajes de correo electrónico inauguraron esta vocación relacional de internet, seguido de herramientas como MSN messenger y mIRC, un programa de Internet Relay Chat que existe hasta la actualidad.

La primera comunicación en red remonta a 1969. Fue un mensaje intercambiado entre UCLA y Stanford Research Institute, ambos en los Estados Unidos de América. ¡Y ahora todas las comunicaciones con los clientes se pueden hacer a través de Internet!

Muchas oficinas terminan utilizando medios informales para ponerse en contacto con los clientes. Whatsapp es un buen ejemplo de ello y se utiliza para el intercambio de documentos sensibles, lo que representa un riesgo de fuga de información.

ONVIO garantiza la seguridad en el uso compartido de datos y mensajes, con apenas utilizar el celular, ingresando el usuario y la contraseña para realizar el intercambio de información. Una señal más de que el futuro de la contabilidad ha llegado.

Historial de comunicación

Al realizar el intercambio de documentación a través de un canal oficial, se crea la cultura del historial de la comunicación. Eso se debe a que el canal asegura que el cliente recibirá la atención sin problemas, incluso si el responsable de la cuenta no está presente en la oficina.

Imaginate que el gerente financiero de uno de tus clientes necesita un VEP para ser cancelado al día siguiente. Pero lo pide fuera del horario de oficina. Y justo al día siguiente el responsable del cliente tiene el día libre.

¿Qué se debe hacer en este caso?

Sencillo: otro colaborador asume temporalmente las demandas y, al chequear el intercambio de mensajes entre el cliente y el colega, puede resolver fácilmente la generación del VEP. Todo esto debido a que ONVIO formaliza el canal de comunicación y da acceso a las personas necesarias para que se resuelvan las demandas.

Smartphone como herramienta contable

Y una de las cosas más increíbles de mantener todo este historial es poder acceder a la herramienta por el smartphone. Todo lo que se ha mencionado puede ser operado via celular. Tanto vos como tus colaboradores y clientes ya pueden sentir el gusto del futuro de la contabilidad. Esto se debe a que ya está al alcance de las manos de todos.

Si antes se utilizaba el celular en las actividades contables sólo para consultar cálculos e intercambiar mensajes con los clientes, hoy se puede utilizar recursos y obtener el máximo provecho de esos dispositivos.

En definitiva, con la llegada del futuro de la contabilidad, el smartphone se convierte en una herramienta de trabajo del contador, así como ya estaba presente en otras actividades.

Por lo tanto, la innovación en la contabilidad puede ser el simple uso diferenciado de una herramienta como el celular, tan común en el día a día del contador.

¿Te pareció útil? Entonces, vos y tus clientes necesitan probar ONVIO, que lleva el futuro de la contabilidad a tu estudio.

Cuando adoptaste un sistema de gestión en tu estudio, seguramente fue una maravilla. ¿Te acordás cómo esta tecnología facilitó y renovó los procesos internos de aquel momento? Todo funcionaba perfectamente bien hasta que algunas fallas se tornaron evidentes.

Justamente eso: se necesita tiempo para notar los problemas de un software de gestión que no ofrece todo lo que tu estudio necesita para trabajar. No quiere decir que te hayas equivocado. Al contrario, porque al salir de las planillas de cálculo, todo parece realmente fantástico. Pero, por otra parte, este es uno de los efectos de dejar la improvisación y partir hacia primer escalón de las soluciones tecnológicas.

Y estaría equivocado quien piensa que es sólo en el ámbito de la contabilidad que esto sucede. En todos los demás mercados hay también una escalada tecnológica. Y esos peldaños pueden llevarte a la cumbre de las soluciones contables y a la era del contador digital.

Pero, generalmente, ¡se empieza pequeño para después escalar el crecimiento!

¿Este ejemplo tiene algún sentido para vos?

Entonces, probablemente, ha llegado el momento de subir algunos escalones. Y si todavía tenés dudas, enumeramos cinco evidencias que definen esa necesidad de cambio del software contable actual a un nuevo.

¡Descubrí cuáles son!

1 – Tu software de gestión es insuficiente

Dejaste las planillas de cálculo de lado. ¿No es verdad?

Difícil es admitir que, después de la inversión de tiempo y dinero, todavía hay cosas que sólo las planillas de cálculo resuelven. Y eso no es sólo una cuestión de adaptación de tu equipo.

¡Al contrario!

Los colaboradores de tu estudio siempre han sido eficientes, pero necesitan seguir usando planillas de cálculo porque el sistema no automatiza algunos cálculos.

Justamente, perdés agilidad y productividad cuando el sistema de contable no tiene funciones automatizadas. Ante esta ausencia, utilizar las planillas se acaba convirtiendo en la única opción.

2 – Alineación con la planificación del estudio

Hiciste una planificación de crecimiento de tu estudio para el año. Sabés cuánto tenés que generar de honorarios para lograrlo. Llegar o no al nivel deseado es lo que orientará tus inversiones. Y en ese momento te das cuenta que es necesaria más productividad para garantizar un buen desempeño.

Una de las alternativas sería contratar otro analista contable. Pero los costos laborales a medio y largo plazo pueden extender un poco más el tiempo de alcance de las metas del año.

Si esta situación se te hace conocida, es un indicio de que la tecnología es un factor determinante en el éxito de tu planificación anual. No siempre producir más significa contratar más colaboradores.

Aquí una tecnología integrada calza perfectamente en tu planificación, porque potencia el desempeño de tus colaboradores, inclusive el tuyo. Esto se debe a que automatiza los procesos repetitivos y mejora la comunicación entre el estudio y tus clientes, entre otras razones.

3 – Esta es una buena época del año para empezar

Existen épocas del año en las que sólo hay que seguir el flujo de trabajo, sin pensar mucho en planificar cambios. Esos momentos no son los mejores para empezar a planificar e implementar un nuevo software de gestión.

Quien hace este cambio en un momento complicado no siempre aprovecha todos los beneficios. Y puede terminar considerando el cambio un error. Esto se debe a que el equipo debe adaptarse a los nuevos procesos en un período de mucha acción en el estudio. La posibilidad de equivocarse en procesos conocidos es mucho mayor cuando hay nuevos factores en el escenario.

Y un cambio de sistema de gestión puede no ser tan simple.

¡Se requiere aprendizaje!

Por eso, el momento ideal para el cambio debe ser planificado. Las tareas deben ser gradualmente asumidas por el sistema nuevo. Lo que en síntesis significa planificación.

Si hay prisa, es mejor revisar tus planes y actuar con precaución.

4 – Mercado favorable para la compra de sistema de gestión

Hiciste tu tarea de investigación y te diste cuenta que no existe una época del año en la que haya más promociones para adquirir un nuevo sistema de gestión, lo que ya te ha desalentado algunas veces. En definitiva, se trata de una inversión importante y de la cual el retorno debe estar garantizado.

Entonces, vamos a contarte un secreto.

La mejor época para comprar un sistema de gestión no es un momento de ofertas del año.

¡Así es!

La respuesta que necesitás está en la negociación uno a uno con los vendedores.

Es probable que te ofrezcan descuentos que no aparecen en la página web de la empresa y que pueden ser muy ventajosos. El primer año de uso, por ejemplo, podés obtener un precio reducido. Te corresponde a vos ejercer tu poder de persuasión y encontrar la mejor combinación entre costo y beneficio.

5 – Cuando la alianza actual no funciona más

Cuando la alianza con tu proveedor actual no funciona, es necesario planificar el cambio del sistema de gestión de inmediato. Pero ¿cuáles son los indicios que evidencian que esa relación se ha desgastado?

Vamos a enumerar 5 debilidades de relación de la alianza entre los contadores y los fabricantes de sistemas de gestión.

Ellas son:

1 – Tuviste varias veces por errores o bugs del sistema;

2 – Aprendiste “a la fuerza” a usar la solución;

3 – El soporte técnico comenzó a fallar y a dejar de resolverte los problemas;

4 – No tenés acceso a contenidos que pueden ayudarte a desempeñar mejor tu trabajo;

5- No recibís capacitación del fabricante que aclare dudas sobre la utilización del sistema.

Al identificar estos cinco indicios de que ha llegado la hora de cambiar el softwarecontable, puede ser el momento de actuar para convertirse realmente en un contador digital.